Blogia
COORDINADORA ESPAÑOLA

Puño en alto… ¡Sí, señor!

fuente: http://www.alternativaespanola.com/blog2/

Septiembre 7th, 2009

Ahí están los parias de la tierra puño en alto. La famélica legión se retrata alborozada en Rodiezmo, porque para que triunfe la revolución cuantos más pobres haya mejor. Quieren masas proletarias, añoran las masas proletarias. Y las están creando fabricando parados al ritmo pachanguero de una Internacional que suena a caricatura y a pachanga de verbena.

Puño en alto, marchando hacia atrás en la historia, viendo heroicos sindicalistas mineros en lo que no son sino funcionarios de la nueva Organización Sindical, alentados por el mayorcito líder de los descamisados del pueblo de la Transición, porque Felipe dicen que habita en los áticos del barrio de Salamanca, los niños y niñas de la generación pija del PSOE, hijos de la frustrada izquierda divina española, aventajados trepadores en la escala burocrática del movimiento socialista, que en el fondo piensan que un obreros es ese individuo que huele mal, se reunieron en Rodiezmo más para dar el cante que para cantar.

Puño en alto. Porque nadie osa a recordar lo que ese puño significa. El mismo puño que, con igual rostro desencajado que el que muestra Alfonso Guerra, alzan los proetarras y los batasunos, porque, aunque les moleste que se les reuerde, todos comparten la misma matriz ideológica. El mismo puño que ha sido y es símbolo del sojuzgamiento totalitario. El mismo puño de todas las revoluciones y revolucionarios que acabaron imponiendo la dictadura del partido que no la del proletariado. El mismo puño que envió a millones de personas, durante décadas, a los campos de concentración en medio mundo. El mismo puño que condenó a la muerte a unos cien millones de personas bajo las dictaduras comunistas, desde Rusia a Vietnam, desde Cuba a Camboya o fueron víctimas de decenas de revoluciones de segunda. El mismo puño que en España condenó a la muerte a varias decenas de miles de personas en la zona frentepopulista entre 1936 y 1939.

Puño en alto. Porque así se puede volver a la terminología de los ricos contra los pobres, de los empresarios contra los obreros, del que paguen los que tienen, del hijo del obrero a la universidad, de los empresarios que conspiran manteniéndonos en la pobreza para acabar con un gobierno progresista, con un gobierno del pueblo. Porque así se puede alienar a quienes viven con angustia el día a día de la inexistente gestión económica gubernativa.

Zapatero, rodeado de puños y pañuelos, rojos evidentemente, cual si fuera un cruce, que no cruzado, de Largo Caballero e Indalecio Prieto, bramó: “vamos a pedir a algunos ciudadanos que contribuyan más para la protección social”. Y la multitud de “obreros” de Rodiezmo aplaudió, creyendo esos “algunos” serán los ricos. Pero los “algunos” de Zapatero son todos aquellos que tienen algunos ahorros en el banco. Y Zapatero volvió a repetir sus promesas: subiré el Salario Mínimo Interprofesional. El mismo salario que lleva subiendo desde que llegó al poder sin alcanzar, ni con las alzas de Sarkozy, los tipos medios de los países de primera. Y, Zapatero, otra vez anunció subidas de las pensiones, sin avisar de que lo que dará por un lado por otro te lo quitará.

Y, como el año pasado, fin de fiesta rojo: con el puño alzado y la ropa de marca; con el puño alzado y los coches oficiales; con el puño alzado y el dispendio de los fondos públicos como práctica de gobierno habitual. Por banda sonora, La Internacional. La canción de los parias de la tierra y la famélica legión.

¡Ah! Este año el obrero ZP apareció sin chaqueta. Cosa de los asesores de imagen.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres